fbpx

Presentes en La Cera de Cortazar

Cortazar, 13 de junio de 2012.

Las Ceras de Cortazar es una tradición que se celebra durante la Fiesta de la Octava de Corpus, nueve días a partir del jueves de Corpus Cristi, e incluye procesiones de carros alegóricos de cera, elaborados celosamente por cada gremio.

En Unisem nos sentimos honrados, agradecidos y orgullosos de haber sido representado en varios carros de la Familia Martínez Ruíz y de nuestro distribuidor regional autorizado Fuseyam. ¡Muchas gracias a todos los artistas y participantes!

Carro de nuestro distribuidor regional, Fuseyam

Mazorca de maíz blanco y panojas de sorgo en honor al oficio del agricultor

Comments

¡Sí hay opciones!

Todos estamos expuestos a la mercadotecnia. Es la razón por la que nos enteramos de médicamentos para enfermedades previamente incurables, aparatos nuevos como los smartphones y de la comida chatarra que ha contribuido a disparar la obesidad.

Esto no les pasa solo a los incautos, sino a todo el mundo. Por ejemplo, se supone que los médicos deben examinar al paciente, diagnosticar su enfermedad y prescribir el mejor tratamiento desde un punto de vista científico. ¿Entonces por qué los laboratorios les regalan agendas, muestras y hasta i-pads? ¿Usted cree que lo harían si no tuviera efecto? Sin embargo, ningún médico va a admitir que sus decisiones son influenciadas por estos regalitos. Resulta que los médicos no se distinguen de los mortales comunes en una cosa: Todos tomamos la mayoría de nuestras decisiones de manera rápida, automática y sin pensar mucho.

Camioneta de un técnico de Alpura, cargada con híbridos de maíz de una docena de marcas, lista para ser sembrada en evaluaciones para forraje. Entre las que alcanzo a distinguir están Ceres, Dekalb, ConLee, Hytest, Aspros y Unisem.

Durante todo el día tomamos una infinidad de pequeñas decisiones sin siquiera darnos cuenta. Ya evitamos un bache por ahí, ya dirigimos la palabra a otro ser, ya compramos unos mangos, ya nos distanciamos de cierta persona que nos cayó mal, ya decidimos que hoy no vamos a comer lentejas. Incluso sumamos 2+2 de esta manera. Todo sin pensar, en automático, sin esfuerzo, resultado de  ciertos procesos mentales que el psicólogo y economista Daniel Kahneman llama simplemente el «Sistema 1».

Ahora bien, si les pregunto cuánto es 17*24, la respuesta ya no viene en automático, a menos que el cálculo mental sea su pasatiempo favorito. Hace falta un esfuerzo para calcularlo, ya sea en la cabeza, en papel o con la calculadora. El mismo Sistema 1 se da cuenta de ello y activa el razonamiento consciente, el Sistema 2. Este Sistema 2 puede resolver ciertos problemas que están fuera del alcance del Sistema 1, pero es más lento y trabajoso. Necesita segundos, minutos o días para tomar una decisión en vez de milisegundos.

Ambos sistemas son indispensables y complementarios. Si no tuviéramos Sistema 1 y tuviéramos que pensar para tomar todas esas pequeñas decisiones, ¡no pasaríamos del desayuno antes del atardecer! y si no tuviéramos Sistema 2, para empezar no estaríamos leyendo este artículo. Ambos sistemas son superiores en ciertas circunstancias y ambos pueden equivocarse. Por ejemplo, cuando se acerca rápidamente un camión, ¡no hay que pensarla mucho! En un negocio, por otro lado, no hay que confiar demasiado en la intuición (Sistema 1) sino también hacer los cálculos (Sistema 2).

La mercadotecnia actúa predominantemente sobre el Sistema 1. El hecho de ver algún logotipo o escuchar un lema repetidas veces por lo general no nos hace pensar o reflexionar, sino simplemente nos predispone hacía la marca, la tenemos más presente en la mente. Cómo estos procesos no ocurren conscientemente, es fácil subestimarlos.

En el caso de las semillas para siembra, muchos productores e incluso técnicos, distribuidores y funcionarios públicos están familiarizados con las dos o tres marcas más publicitadas. No porque no existan otras opciones, sino porque durante años han sido «infiltrados» por la publicidad. La mayoría de los productores no evalúan sistemática y conscientemente todas las opciones disponibles, incluyendo marcas menos conocidas. Se van con lo que conocen o les suene más familiar, con lo que escucharon que le funcionó al vecino o con lo que les recomienda una persona de su confianza.

Otros productores activan más a su Sistema 2. Buscan y evalúan todas las opciones viables disponibles. Ellos saben que una decisión basada en hechos, en evaluaciones cuantitativas, en pruebas y ensayos puede llevarlos más lejos y posiblemente aumentar su rentabilidad drásticamente. Ellos muchas veces son la punta de lanza para que marcas como la de Unisem pueden llegar a los demás.

Fuentes: Daniel Kahneman, 2011: «Thinking, Fast and Slow», Farrar, Straus and Giroux, New York
Comments

¡Usted está asegurado!

Volante promocional del seguro de resiembra de UnisemTodos queremos que nos vaya bien todo el tiempo, claro. Pero la vida es la vida y la agricultura es la agricultura. Cuando un cultivo de maíz o sorgo no emerge o no se establece bien, no solo tememos por nuestra inversión, sino además nos sentimos tristes porque se nos negó la alegría de ver un cultivo frondoso en pleno crecimiento.

En estos casos, a veces lo mejor es ser realista, reconocer los errores, rastrear el cultivo y volver a sembrar. En otros casos, se pueden resembrar ciertas partes. Para ayudarles a los productores en esta situación, ofrecemos una promoción especial, llamada Seguro de Resiembra.

Ofrecemos este seguro porque queremos que los cultivos se logren, que los productores tengan éxito y que queden satisfechos.

El seguro aplica sin importar el motivo de la falla. Toda la semilla marca Unisem se analiza en cuanto a su germinación y vigor antes de salir de nuestras bodegas, en laboratorios reconocidos, como parte del proceso de control de calidad. Tenemos la certeza de que la semilla tiene poder de germinación. Sin embargo, hay muchos factores que pueden afectar el establecimiento del cultivo, como por ejemplo encostramiento o taponamiento, plagas del suelo, trozadores, deficiencia en la siembra o en la preparación del terreno, exceso o falta de humedad, productos mal aplicados, etc. La gráfica siguiente ayuda a identificar estos factores. Pero no importa la causa, se puede aplicar el seguro de resiembra de Unisem, claro, bajo ciertas condiciones, como por ejemplo que el cultivo no tenga más de 22 días de sembrado y que la semilla de resiembra realmente se utilice en el predio afectado.

Guía para la identificación de problemas de emergencia del cultivo de maíz

Guía para identificar problemas de emergencia. Para ampliar la imagen haga clic en ella.

El seguro de resiembra resulta muy práctico porque es rápido, poco burocrático y no requiere inscripción previa, ni pago de prima alguna. Es más, ni siquiera se pide que el productor haya sembrado semilla de Unisem; puede resembrar Unisem sobre un campo sembrado originalmente con otra marca. Con el seguro de resiembra, el productor recibe la semilla para la resiembra a la mitad del costo normal.

Para solicitar este seguro, simplemente acuda a su distribuidor Unisem, con la remisión de la semilla utilizada en la primer siembra. El distribuidor inspecciona su campo, llena la solicitud y tendrá respuesta en un tiempo muy corto, normalmente en menos de 24 horas. En casos mayores, hará falta y habrá que esperar la inspección por personal de Unisem.

Para mayor información sobre este seguro, requisitos y condiciones, por favor consulte https://semillastodoterreno.com/2010/06/seguro-de-resiembra/

Comments

Sequía con final feliz

Historial de los maíces de Don Guadalupe Mejica, San Diego de Alejandría, Jalisco, bajo la intensa sequía del 2011.

Comments