Las Unidades Calor

¿Qué son las Unidades Calor?

La temperatura controla la tasa de desarrollo de muchos organismos. Plantas y animales, incluidos insectos y microorganismos, requieren una cierta acumulación de calor para poder pasar de una etapa de desarrollo a la siguiente.

La Unidades Calor (UC) son la forma como se mide la acumulación del calor a través del tiempo. Son un indicador del tiempo que un cultivo ha estado expuesto a temperaturas adecuadas para su desarrollo. Las UC pueden emplearse para evaluar la viabilidad de un cultivo en alguna región determinada; estimar las etapas de desarrollo del cultivo; predecir su fecha de madurez y definir los mejores tiempos para aplicar fertilizaciones o controles de plagas.

¿Cómo se calculan las UC?

La fórmula para calcular las UC es la siguiente

UC = ((Tmáx+Tmín)/2)-Tbase

Donde:

Tmáx es la temperatura máxima registrada en un día determinado.

Tmín es la temperatura mínima registrada en un día determinado.

Tbase es la temperatura base, específica de cada especie.

Ejemplo 

La temperatura base para maíz es 10°C. Si en un día determinado la temperatura máxima fue de 28 ℃ y la mínima 14 ℃, las UC que se acumularon se calculan como sigue:

UC=((28+14)/2)-10 = 11

En ese día, las UC acumuladas fueron 11.  

En el caso del maíz, un detalle a tener en cuenta es que si la temperatura mínima en alguno de los días es menor a 10 ℃, se toma 10 ℃ como Tmín. En el otro extremo, si la temperatura máxima en un día es mayor a 30 ℃, se toma 30 ℃ como Tmáx. Esto atiende al supuesto de que el cultivo no va a desarrollar en temperaturas que estén fuera del rango de 10 a 30 ℃.

El cálculo se realiza por día, los resultados obtenidos van sumándose.

Fuentes

Garay L. C. 2015. El calor y su efecto en el maíz.

Lee C. 2011. Corn growth stages and growing degree days: a quick reference guide. University of Kentucky College of Agriculture.

Westhoven A. 2016. Growing degree units (GDU’s) for corn growth development.

4 Comentarios

¿Cómo elegir un híbrido de maíz?

Seleccionar el mejor híbrido de maíz es un tema de suma importancia al momento de planificar la siembra de cada temporada. El éxito en la cosecha comienza justo aquí, con la correcta elección del material a sembrar. Con ello no solo se define el potencial de rendimiento alcanzable, sino también el nivel de intensificación en el gasto.

Previo a la siembra debe haber un proceso de planeación e investigación. Usualmente, se elige un híbrido para un determinado propósito (grano, forraje, hoja, elote, etc.), también de acuerdo al esquema de cultivo (por ejemplo, para siembras tempranas o tardías, de temporal o riego), buscando que su comportamiento y desarrollo nos den el rendimiento esperado. Pero esto no es todo lo que hay que considerar al elegir un híbrido.

Consultar varias fuentes de información

El primer paso del proceso es recabar información sobre los híbridos que actualmente se ofrecen para el mercado local.

Nuestra primera fuente de información son las compañías semilleras que generalmente ofrecen folletos y fichas técnicas que nos brindan las características de los híbridos. También suelen realizar eventos demostrativos de cultivo en verde o a cosecha, los eventos en verde sirven para observar características de la planta y manejo del cultivo, mientras que en los eventos a cosecha podremos evaluar rendimientos y la calidad de los materiales.

Una segunda fuente de información son los ensayos realizados por instituciones educativas, de gobierno, centros de investigación y asociaciones independientes. De estos ensayos se pueden obtener datos reales del manejo y comportamiento de los híbridos.

Una tercera y muy importante fuente, son los agricultores de la región. Son los usuarios finales y nadie mejor que ellos puede conocer los híbridos que siembran.

¿Qué hacer con la información obtenida?

Una vez que tengamos información suficiente, es necesario considerar lo siguiente…

En caso de revisar tablas de rendimientos, asegurarse que los resultados de todos los híbridos evaluados estén ajustados al 14 % de humedad. No pueden compararse rendimientos con humedades diferentes, ya que este parámetro influye directamente en el peso del grano.

El número de años o ciclos agrícolas durante los que un híbrido ha sido evaluado. Un híbrido que ha sido evaluado varios años tendrá mayor confiabilidad.

Número de localidades en las que fue evaluado. La respuesta del híbrido está fuertemente influenciada por el manejo del productor, clima, incidencia de plagas y enfermedades principalmente. En este sentido, el resultado de un híbrido evaluado en un gran número de localidades tiene menor sesgo y permite conocer la adaptabilidad del híbrido a distintas condiciones.

Una nota importante es no dejarse llevar por rendimientos altos sin tener información de los costos de producción. Los altos rendimientos reportados en tablas comparativas involucran una inversión alta la mayoría de las veces.

Características a evaluar en una semilla híbrida 

Madurez. Los hay de ciclo precoz, intermedio y tardío. Selecciona híbridos con madurez adecuada a las condiciones del lugar donde sembrarás.

Resistencia al acame, enfermedades y plagas. Esto es de especial importancia en zonas en las que por sus condiciones climáticas, los ataques de plagas y enfermedades son comunes y en regiones donde se conoce de la incidencia de enfermedades o plagas específicas.

Estabilidad. Elige el híbrido que consistentemente produce rendimientos altos en diferentes años y lugares.

Costo de la semilla. Una de las características con mayor peso en la decisión de compra de semilla es su costo. Averigua con el concesionario las promociones y descuentos que cada empresa ofrece.

Calidad de grano o silo. Este es quizá uno de los criterios de decisión que más deben pesar al momento de elegir un híbrido. A fin de cuentas, el producto final es lo que necesitamos para generar valor, ya sea como grano o silo, en consumo o venta.  

En resumen, se debe priorizar el rendimiento, calidad y estabilidad de un híbrido para hacer una buena selección, esto sin dejar de lado la sanidad y manejo del cultivo. Para tomar la mejor decisión te recomendamos:

  • Visita los eventos demostrativos cercanos a tu parcela.
  • Evalúa la estabilidad de los híbridos en zonas cercanas a través de los años.
  • Investiga con productores que ya sembraron los híbridos de tu interés.
  • No todo es el rendimiento, toma en cuenta la rusticidad, madurez, velocidad de secado, costo, calidad de grano, calidad de silo, etc.
  • Escucha opiniones de otros productores.
  • No te dejes llevar por argumentos como que es el híbrido nuevo, con mayor rendimiento en la región o elegir un híbrido solo porque es el más publicitado.

Fuentes

Coulter. J. 2017. Top 6 tips for selecting corn hybrids.  University of Minnesota Extension.

Delgado R. J. 2016. La Selección del Híbrido de Maíz. Curso de Fenología y Fisiología del Maíz.

Maizar. 2016. Puntos a tener en cuenta al momento de seleccionar un Híbrido de Maíz para su siembra.

Satorre E. ¿Cómo elegir al híbrido correcto?

7 Comentarios

Importancia de la calidad del silo de maíz en la producción de leche

Las vacas tienen una necesidad básica de energía para cubrir sus necesidades diarias, pero cuando estas se encuentran en producción de leche los requerimientos son mayores. Para mejorar el rendimiento de leche por vaca se debe también mejorar la alimentación del ganado, ofreciendo un alimento rico en calorías. En la alimentación común con forraje seco, el consumo de alimento de las vacas lecheras está restringido por el llenado físico del rumen y su calidad nutricional.

Una alternativa de alimentación para vacas lecheras es el silo de maíz. De manera técnica podemos definir el ensilaje como la fermentación anaeróbica de carbohidratos solubles presentes en forrajes para producir ácido láctico. Este proceso permite mejorar la estabilidad del forraje verde y almacenar el alimento desde la cosecha para temporadas en qué el forraje verde no se encuentra disponible. 

Energía en el ensilaje y conversión a leche

ganado-alimentado-con-silo

Está demostrado que la alimentación con silo mejora la producción de vacas lecheras. Sin embargo, no todos los silos son iguales y existen varios factores a controlar para producir un silo de calidad, con buena digestibilidad y contenido de energía.

La madurez del material vegetal es uno de los factores principales que influyen en la digestibilidad del silo. Este factor tiene un efecto directo en el contenido de materia seca, la materia seca del silo se refiere a la cantidad de alimento que queda al evaporarse el agua. Mientras más rápido y eficiente sea este proceso, menor será la pérdida de materia seca.

Otro de los aspectos de importancia es el contenido de energía que contiene el silo. Cuanto más eficiente es la fermentación, más energía se conserva en él. Si se busca mejorar el arranque de la fermentación para tener un silo de mejor calidad, es recomendable el uso de inoculantes que pueden ayudar a tener un proceso de fermentación más controlado.

La importancia de cuidar el proceso de fermentación del silo reside en que, durante este proceso diferentes microorganismos degradan los nutrientes de la planta a moléculas más digeribles, esto se logra a través de una adecuada compactación y exclusión del oxígeno. Al momento de la producción de leche nos interesa que la mayoría de estos nutrientes se encuentren disponibles para su aprovechamiento, la eficiencia en la transformación de alimento a producto depende de la disponibilidad inmediata de nutrientes. Por ejemplo, si no hay suficientes carbohidratos disponibles, el nitrógeno que sería empleado para la síntesis de proteínas se elimina como urea a través de la orina resultando en una merma en el potencial productivo de la vaca. Por lo tanto, cuanto mejor se conserve la proteína vegetal, carbohidratos y nutrientes en el silo, más de estos nutrientes puede utilizar directamente el animal para la producción de leche.

De esta manera, al aumentar la ingesta de energía de vacas de alta producción con silo de alta digestibilidad y disponibilidad de nutrientes, el resultado es la mayor producción en cantidad y calidad de leche por día porque las vacas digieren este alimento de mejor manera y el aprovechamiento de energía por ración de alimento es más eficiente que con otro tipo de alimentación. 

Fuentes

  • Garcés M. A. M., Berrio R. L., Ruiz A. S., Serna de L, J. G. y Builes A. F.  Sin año. Ensilaje como fuente de alimentación para el ganado. Revista Lasallista de investigación Vol. 1 No. 1.
  • Holden L. A., Muller L. D., Lykos T. y Cassidy T. W. 1995. Effect of corn silage supplementation on intake and milk production in cows grazing grass pasture. Dairy Sci 7 Pp. 154-160
  • Cherney D. J. R., Cherney J. H., Chase L. E. y Cox W. J. 2004. Milk production in high producing dairy cows as influenced by corn silage quality. The Professional Animal Scientist 20 Pp. 302–311.
0 Comentarios

Descartan impulso a transgénicos

Ciudad de México— Durante la siguiente administración, la Secretaría de Agricultura no impulsará el uso de semillas transgénicas, refirió, en entrevista, Víctor Villalobos, virtual titular de la dependencia.

“Ya hemos declarado que no vamos a usar semillas transgénicas en este Gobierno.

“Vamos a utilizar las técnicas convencionales que nos permiten multiplicar, duplicar o triplicar los rendimientos, hay un gran espacio (opciones) y afortunadamente tenemos, por ejemplo, semillas híbridas convencionales que nos permiten lograr esto, sin entrar en esa polémica”, dijo Villalobos, quien cuenta con un doctorado en morfogénesis vegetal.

Aclaró que la función de estas semillas es ser resistentes a plagas o enfermedades específicas, pero no incide directamente en el aumento de producción de los cultivos.

Quien fuera coordinador general de asuntos internacionales en la Secretaría de Agricultura en 2002, destacó que el objetivo de la dependencia es garantizar la seguridad alimentaria de la población a través de soluciones intermedias.

“Por un extremo se considera que los transgénicos van a resolver el problema de la seguridad alimentaria del mundo, pero por otro, hay una posición de que los transgénicos afectan a la salud, a la diversidad genética y contaminan los suelos, ambas posiciones están equivocadas.

“Lo que va a hacer el gobierno es buscar soluciones en las partes intermedias, para lo cual, afortunadamente tenemos un bagaje de tecnologías que nos permiten incrementar la producción sin necesidad de usar semilla transgénica”, explicó Víctor Villalobos.

Sin embargo, aclaró que no se estará en contra de que se hagan foros científicos, con el fin de que las organizaciones que están a favor o en contra de estas semillas tengan las oportunidades de seguir debatiendo y discutiendo sobre este tema.

No se buscará entrar en la polémica cuando se tiene en puerta una fuerte necesidad de incrementar la productividad de diversos cultivos.

“Los foros y temas de discusión se tienen que seguir manteniéndose por parte de los científicos, por parte de las organizaciones que no están a favor, pues tienen que seguirse planteando; lo que sí digo es que no vamos a esperar que surja de estas discusiones las posibles recomendaciones cuando tenemos la necesidad de incrementar la producción”, detalló el próximo Secretario de Agricultura.

Fuente

El Diario

0 Comentarios