fbpx

Cómo hacer un análisis de suelo

¿Análisis de suelo? Es de esas cosas que todos sabemos que las deberíamos hacer pero solo pocos lo hacemos. Esto es un error, ya que hay ocasiones donde aplicamos fertilizante en demasía, o del tipo equivocado, lo que infla nuestros costos de producción, además de afectar el medio ambiente.

Por ejemplo, según el Ing. Davíd Díaz de la empresa Fertilab en Celaya, ocurre con cierta frecuencia que los suelos que analizan ya no necesitan más fósforo, seguramente porque durante años se aplicó fósforo de manera rutinaria, por costumbre, sin análisis.

¿Pero cómo saberlo? Solo un análisis de suelo nos porporciona este dato. El fósforo es solo una de muchas variables que se determinan mediante un análisis de suelo. Otros son las concentraciones de nitrógeno, potasio, calcio, magnesio, azufre, fierro, manganeso, zinc, cobre, boro y molibdeno, el pH y el contenido de materia orgánica.

Los análisis de suelo consisten en 3 pasos:

  1. La toma de la muestra
  2. El análisis en laboratorio
  3. La formulación de recomendaciones para el cultivo que queremos sembrar

Como resultado de los análisis podemos:

  • Saber cuánto hay disponible en el suelo de cada nutriente
  • Conocer posibles deficiencias del suelo que hacen que los fertilizantes no funcionan adecuadamente
  • Estimar las dosis más rentables de aplicación de fertilizantes

¿Cuándo se toman las muestras?

Las muestras se toman de preferencia después de preparar el suelo pero antes de aplicar fertilizantes, idealmente unas semanas antes de sembrar, para tener el tiempo para tomar en cuenta los resultados.

¿Dónde se toman las muestras?

En cada parcela se toman 15 a 20 submuestras de diferentes partes. Estas se mezclan muy bien para formar una sola muestra compuesta de 1 kg.

Para lograr una muestra representativa hay que evitar las orillas de los campos. Si una parcela tiene varios tipos de suelo, o diferentes cultivos previos o es muy grande, es recomendable tratarla como si fueran dos o más parcelas, es decir, tomar 15-20 muestras en cada parte y formar dos o más muestras compuestas.

¿A qué profundidad se toman las muestras?

Para cultivos anuales como maíz o sorgo, las muestras abarcan la capa del suelo que se trabaja, generalmente unos 25-30 centímetros.

¿Qué más hay que tomar en cuenta?

Es importante etiquetar las muestras enseguida, con el nombre del productor, nombre o número de la parcela, fecha, profundidad de la muestra. Además de estos datos, el laboratorio necesitará saber el cultivo que quiere sembrar y el rendimiento que pretende lograr, para poder hacer la mejor recomendación.

Nota de Fertilab: “La certeza de los resultados que entrega un laboratorio debe estar respaldada por acreditaciones para que los resultados sean creíbles.  Fertilab cuenta con acreditaciones y evaluaciones a nivel mundial (Wageningen Evaluating Program for Analitical Laboratories – WEPAL), en Holanda. En Estados Unidos, (The North American Proficiency Testing Program – NAPT), acreditados por cuarto año consecutivo desde el 2011, esto se puede verificar viendo el link donde en el listado están los laboratorios que han sido acreditados en este año: http://www.naptprogram.org/pap/labs. A nivel  nacional (Intercomparación de Laboratorios (ISP) coordinado por la Sociedad Mexicana de la Ciencia del Suelo y el Colegio de Postgraduados). También contamos con la certificaciónISO 9001:2008”

Comments

Congreso internacional de nutrición

Estar en constante capacitación para actualizarnos, aprender y conocer  las nuevas tecnologías pero sobre todo el uso correcto de éstas, puede ayudarnos a alcanzar el beneficio de la rentabilidad máxima de los cultivos. Por eso invitamos y ofrecemos a nuestros clientes un 10% de descuento al participar en el

3er Congreso Internacional de Nutrición y Fisiología Vegetal Aplicadas

que se llevará a cabo del 10 al 12 de julio de 2014, organizado por Intagri.

Este evento reunirá a los especialistas más destacados a nivel mundial tratando aspectos esenciales para el desarrollo del agro como: Tecnologías en Biofertilizantes y microorganismos benéficos, aplicación del zinc en la nutrición vegetal y mucho más.

Inscríbete directamente en Intagri, si eres cliente Unisem obtén un 10% de descuento en tu inscripción mencionando este anuncio. Para conocer el programa completo haz clic aquí.

Comments

Curso de Producción de Maíz de Alto Rendimiento

Tenemos el gusto de poder invitarlo al curso presencial

Producción de Maíz de Alto Rendimiento

organizado por Intagri, que se llevará a cabo los días 11 y 12 de abril en el Hotel Misión Carlton en Guadalajara, 

donde podrá profundizar sus conocimientos de fertilización del cultivo de maíz para lograr altos rendimeintos, en base a un estudio de suelo y metas de rendimiento, así como el manejo efectivo de malezas y plagas.

Como patrocinador podemos ofrecer a nuestros clientes un 10% de descuento. Favor de inscribirse directamente con Intagri, mencionando este anuncio.

Intagri Curso Maiz Alta Produccion GDL 2014

Programa (PDF)

 

 

Comments

Fertilización fosfórica en maíz

Dr. Javier Z. Castellanos *, Especialista en Fertilidad de suelos y nutrición vegetal

El maíz es el cultivo más importante en México, es la fuente número uno de alimentación; sin embargo, pese a ser prioritario para la soberanía nacional solo se produce cerca del 70% del consumo total, llegándose a importar hasta el 30% del grano, principalmente de Estados Unidos. Una de las limitantes que tiene México para abastecer la demanda del maíz es que el rendimiento promedio es apenas de 2.9 ton/ha, aunque se han reportados casos de éxito en algunos estados con rendimientos superiores a 15 ton/ha, esto último usando tecnologías de precisión, así como análisis de suelos, fertilización por ambientes y por meta de producción, manejo integrado de plagas y malezas, diagnóstico nutrimental y fertilización foliar.

Síntomas de deficiencia de fósforo en maíz.

Problemática del fósforo

La fertilización del maíz es uno de los puntos más críticos para alcanzar buenos rendimientos. En este punto, el fósforo (P) es quizá el macronutriente más complejo de manejar, ya que, a diferencia del nitrógeno y potasio, el P es fácilmente fijado en el suelo. Hay múltiples casos donde los agricultores omiten el análisis de suelo y llegan a aplicar fósforo cuando el suelo tiene excesos de este nutriente.

Diagnóstico de fósforo en la fertilidad del suelo

Para determinar la dosis de aplicación defósforo, es necesario conocer el nivel del nutriente en el suelo y la extracción del cultivo de maíz. A diferencia del análisis de N, el de P se basa en la extracción de una porción del fósforo, proveniente de los minerales secundarios y compuestos, la cantidad de P extraída se interpreta como la capacidad del suelo para suministrar fósforo en el mediano plazo. Leer más…

* El Dr. Javier Z. Castellanos generó la mayor parte de la investigación que se presenta en el artículo. Es instructor en cursos de Intagri, y próximamente participará en el curso sobre producción de maíz de alto rendimiento en Guadalajara, Jalisco. www.intagri.com.mx

Comments

Interpretación de analisis de suelo

Tenemos el gusto de poder extenderles la invitación al

Taller de Interpretación de Análisis de Suelo

en línea, el 2 de julio, de 9 a 14 horas, hora del centro de México

El curso-taller es ofrecido por Fertilab y no tiene ningún costo. Interesados favor de comunicarse directamente con el Ing. Davíd Díaz de Fertilab, en tecnico@fertilab.com.mx, o al tel (461) 6145238 ext. 101

Ejemplo análisis de sueloEn palabras del propio Ing. Davíd Díaz: «Buen día, el taller es el día dos de Julio, es el línea por lo que lo pueden tomar desde donde se encuentren, lo que requieren es tener una computadora con conexión a internet. Utilizamos Webex, un sistemas de videoconferencia en donde les hare llegar una invitación para que se conecten y puedan acceder al taller. El saber con precisión el nivel de fertilidad del suelo es de importancia. Pues ya que con ello obtenemos una guía para la toma de decisión al momento de hacer el cálculo para la dosis de fertilización. Además que también nos sirve como una guía para saber cuáles fertilizantes nos resultaran más eficientess. En fin, ojalá si puedan tomarlo que le sea de mucha utilidad.»

 

Comments

La deficiencia de N en maíz después de la polinización

IMG_1174Después de la floración y polinización, la milpa llena el grano. El éxito de este proceso de llenado depende de la disponibilidad de agua y luz, temperaturas favorables, sanidad y buena nutrición vegetal.

Emerson Nafziger menciona que una parte de la luz que nos manda el sol llega al suelo, es decir, no es interceptada por las plantas y por lo tanto es desperdiciada desde el punto de vista del agricultor. Se pierde 1% del rendimiento esperado por cada 1% de la luz que no es captada por las hojas. La mayoría de la luz es interceptada por las hojas medias y superiores, ya que las inferiores generalmente están en la sombra. Aún así, las hojas inferiores pueden contribuir al rendimiento, siempre y cuando sean sanas y verdes. Cuando el cultivo sufre de deficiencia de nitrógeno (N), las hojas inferiores suelen ser más pequeñas y pálidas y por lo tanto no aprovechan la luz al máximo. Su capacidad para hacer fotosíntesis es reducida. Por ello es importante mantener las hojas sanas y evitar deficiencias nutrimentales. (Como es obvio, por la misma razón hay que evitar quemar los tallos y hojas inferiores con herbicidas no selectivos.)

IMG_1175

Los síntomas de deficiencia de N después de la polinización son un amarillamiento en forma de V en las hojas inferiores, moviéndose desde la punta de la hoja hacia la base; con el paso del tiempo esas hojas comienzan a morir. Ya no puede hacerse mucho para corregir la deficiencia de N en esa etapa, especialmente cuando no estamos seguros de poder contar con lluvias para mover el fertilizante hacía las raíces.

IMG_1173

La deficiencia de N puede deberse a varios motivos. El principal es la fertilización insuficiente. Otro factor importante es la época de aplicación, ya que en algunos casos se aplica tarde y en algunas ocasiones fuertes lluvias ocasionan pérdidas de N por lixiviación o lavado.

En resumen, a deficiencia de N después de polinización puede afectar el rendimiento, sin embargo si las hojas superiores que abastecen la mayoría de carbohidratos a la mazorca se encuentran en perfectas condiciones, la pérdida de rendimiento es menor.

Fuente: http://bulletin.ipm.illinois.edu/article.php?id=1013

Comments

Curso en línea sobre fertilización

Para todos los agricultores y ganaderos interesados en mejorar su operación, Intagri y Unisem siguen con su programa de capacitación en línea.

El próximo curso se llevará a cabo el miércoles 15 de mayo a las 3 de la tarde, hora del centro de México, con una duración de 4 horas sobre el tema

Tecnologías innovadoras para optimizar la fertilización nitrogenada en cereales. 

POSTER NUTRICION DE MAIZ Y SORGO UNISEM-01 (2)

20% de descuento

DescuentoComo patrocinador, podemos ofrecer a Usted, estimado lector, suscriptor de nuestro blog, productor, aliado o técnico, 20% de descuento especial para toda la serie. El costo normal es de 1160.- pesos, IVA incluido. Con el descuento, el costo para usted es de 928.- pesos. Para hacer bueno el descuento, tiene que mencionar «Unisem», o sea que es amigo, cliente, lector o suscriptor del blog de Unisem.

Para la inscripción, favor de ponerse en contacto directo con Intagri: http://www.intagri.com.mx/Eventos.html o al 01 461 616- 2084.

Vínculos:

Comments

Concentración de N, P y K en los fertilizantes

Como agricultores podemos adquirir una gama amplia de fertilizantes químicos que se distinguen en su composición química y por lo tanto en su concentración de los macroelementos nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Para calcular las dosis de fertilizantes por hectárea a partir de las recomendaciones o necesidades del cultivo es indispensable conocer las concentraciones de los nutrientes, como se muestran en la siguiente tabla.

Unidades* de N, P, K y S por cada 100 kg de fertilizante
Fertilizante Abrev. N P K S
Nitrogenados:
Amoniacales
Urea 46
Sulfato de amonio SA 20.5 24
Amoníaco anhidro 82
Fosfato diamónico DAP 18 46 2
Fosfato monoamónico MAP 11 52 2
Nitrogenados:
Nítricos-amoniacales
Nitrato de amonio NA 35
Nitrogenados:
Nítricos
Nitrato de calcio 15
Nitrato de potasio 13 44
Fosfatados
Superfosfato de calcio 14-20
Superfosfato triple SPT 44-53
Superfosfato simple SPS 18-21
Fosfato dicálcico 36-40
Potásicos
Cloruro de potasio ClK 60
Sulfato de potasio SK 50 18

* Las unidades de N, P, K y S comunmente se expresan como sigue: Nitrógeno (N) como kg del elemento nitrógeno,  fósforo (P) como kg de P2o5 o equivalente, potasio (K) como kg de K2O o equivalente, azufre (S) como kg del elemento azufre.

Ejemplo

Si queremos aplicar 210 unidades de nitrógeno y 70 de fósforo, podemos utilizar 150 kg de DAP a la siembra, que nos aportan 27 unidades de nitrógeno y 69 de fósforo (150 kg x 18 unidades/100 kg = 27 unidades; 150 kg x 46 unidades/100 kg  = 69 unidades). Con esto ya cubrimos el fósforo y nos faltan 183 unidades de nitrógeno que podemos surtir con 400 kg de urea (400 kg x 46 unidades/100 kg = 184 unidades).

Compatibilidad de fertilizantes

Como se desprende de la siguiente tabla, los siguientes fertilizantes no se deben mezclar:

  • Nitrato de amonio y urea
  • Superfosfatos con DAP
  • Superfosfatos con urea.

X = Incompatible; L = Compatibilidad por un tiempo limitado; SI = Compatible, NA, nitrato de amonio: SA, sulfato de amonio; SPT, superfosfato triple; SPS, superfosfato simple; DAP, fosfato diamonico; MAP, fosfato monoamónico; ClK, cloruro de potasio; SK, sulfato de potasio.

Fuentes:

http://www.fertilizando.com/articulos/Fertilizantes%20Comerciales%20ParteI.asp

http://www.tecnoagro.com.ar/notas/fertilidad/calidad-de-fertilizantes.pdf

République Française, Ministère des Relations Extérieures Cooperation et Dévelopment, 1984: Mémento de l’Agronomie. Troisième édition

Comments

Luz solar, nitrógeno y el verdor del maíz

Una pregunta frecuente que recibimos en pláticas, recorridos y visitas es «¿cuánto va a rendir?» A esto, un amigo y excolaborador solía contestar, «¿cuánto quiere que le rinda?», haciendo alusión, con mucha razón, al hecho de que el rendimiento de un cultivo es por lo menos tanto el producto del manejo, la atención y los insumos que le proporcionamos como de la genética. Un «buen» agricultor, que le echa todas las ganas y los insumos, le saca más rendimiento a una variedad promedio que un agricultor promedio a una variedad buena. Claro que algunos factores fuera de nuestro alcance, como el temporal y el tipo de suelo también importan.

Cultivo frondoso que deja pasar poca luz al suelo.

Dicho lo anterior, sí hay algunas señales que nos dicen, si escuchamos u observamos, si un cultivo rendirá bien o no. Un indicio muy útil es el sombreo. Las plantas son organismos que convierten luz o energía solar, agua y dióxido de carbono en biomasa. Necesitan una buena superficie de hojas para interceptar la luz y convertirla. Conforme más luz o energía absorba y aproveche la milpa, más biomasa (raíz, tallo, hojas, elote, grano) produce. Un cultivo que deja pasar poca luz y sombrea todo el piso tiende a rendir bien, como se muestra en la primer foto.

 

Cultivo que deja pasar mucha luz aunque sus mazorcas se vean impresionantes

Vice-versa, si cae mucha luz al suelo, el rendimiento no va a ser bueno. En la segunda foto, si bien las mazorcas o elotes se ven impresionantes, el rendimiento no va a alcanzar el de la primer foto.

(Para que sea justa, hay que hacer la observación del sombreo después de que el cultivo cierre el surco o, mejor aún, después de floración, y al medio día. En la mañana o tarde, puede pasar más o menos luz al suelo del cultivo, dependiendo de la orientación de los surcos.)

Como es de esperarse, el cultivo que deja pasar mucha luz también está más infestado por maleza. Si bien parece que hubo un buen control al inicio, la maleza rebrotó con la luz que recibe en el suelo, cosa que no pasa cuando éste está completamente sombreado.

Cultivo que sombrea bien el piso, pero muestra síntomas de deficiencias de nitrógeno. ¡No solo debemos sembrar una buena cantidad de plantas, sino las tenemos que alimentar también!

Otro indicio es el color y la sanidad de las hojas. El verde de las hojas tiene mucho que ver con la fertilización nitrogenada. Una relativa falta de nitrógeno causa un síntoma bien característico: un secado prematuro de las hojas inferiores en forma de V, como lo muestra la tercer foto. Estas hojas están perdidas para la producción de biomasa. Esto podría parecer de poca importancia puesto que son las hojas inferiores que de por sí reciben poca luz y por lo tanto no producen mucho. Sin embargo, el problema no está tanto en estas hojas sino en el hecho de que el resto de la planta también sufre de escasez de nitrógeno y por lo tanto no produce al cien por ciento de su capacidad.

Si observamos estas deficiencias cerca del suelo, es probable que las hojas superiores tampoco tengan el mejor color. La fertilización va de la mano con el desarrollo de un cultivo frondoso que sombrea el piso casi por completo. En la primer foto vemos un color más verde, más oscuro, mientras que en la segunda, tenemos un color alimonado. (Ojo, hay ciertas diferencias en color entre variedades; así que estrictamente, la comparación solo es válida si hablamos de la misma variedad.)

Lamentablemente, cuando aparecen los síntomas tan característicos de la falta de N y al grado como están en la (tercer) foto, ya es un poco tarde para corregir el problema.

Fuentes:

https://semillastodoterreno.com/wp-content/uploads/2011/05/identificacion_problemas_produccion_maiz_tropical.pdf (sobre todo página 56)

http://bulletin.ipm.illinois.edu/article.php?id=1013

http://www.sdstate.edu/ps/extension/soil-fert/corn-deficiency-photos.cfm (Nota junio 2018: Enlace roto)

http://agdev.anr.udel.edu/weeklycropupdate/?p=1317 (Nota junio 2018: Enlace roto)

Comments

Relativa tolerancia a deficiencia de fierro

Urge una aplicación de sulfato ferroso en esta parcela en Santa Rosa (Plan de Ayala), León, Guanajuato, y también es notorio que se fue un poco de la mano el gusano cogollero, pero fuera de ello, se aprecia muy bien cómo las «Semillas Todo Terreno» (a la derecha, en este caso el híbrido de maíz blanco Pegaso) resisten mucho mejor la deficiencia que «los de enfrente» a la izquierda.

Pegaso de Unisem (derecha) resiste mejor las deficiencias de fierro en este terreno que un maíz de otra marca (izquierda). Haga clic en la foto para agrandarla.

La deficiencia de fierro inicia por un amarillamiento de las hojas más jovenes. Si no se controla, las venas de las hojas palidecen, causando un padrón característico de rayas longitudinales verdes y amarillas en las hojas. Desde la distancia se aprecian manchones amarillentos irregulares dentro de los campos, ya que rara vez un campo está afectado homogéneamente en toda su extensión.

Acercamiento a una hoja que muestra una deficiencia de fierro. Haga clic en la foto para ampliarla.

Las deficiencias de fierro suelen estar asociadas con un pH del suelo alto (suelos alcalinos), carbonato de calcio libre y materia orgánica baja. También es común en partes del terreno que perdieron la capa superior del suelo, ya sea por erosión o nivelación. Sorgo y maíz son dos de los cultivos más susceptibles a la deficiencia de fierro, mientras que trigo y alfalfa son de los más tolerantes.

Comments