Importancia de la calidad del silo de maíz en la producción de leche

Las vacas tienen una necesidad básica de energía para cubrir sus necesidades diarias, pero cuando estas se encuentran en producción de leche los requerimientos son mayores. Para mejorar el rendimiento de leche por vaca se debe también mejorar la alimentación del ganado, ofreciendo un alimento rico en calorías. En la alimentación común con forraje seco, el consumo de alimento de las vacas lecheras está restringido por el llenado físico del rumen y su calidad nutricional.

Una alternativa de alimentación para vacas lecheras es el silo de maíz. De manera técnica podemos definir el ensilaje como la fermentación anaeróbica de carbohidratos solubles presentes en forrajes para producir ácido láctico. Este proceso permite mejorar la estabilidad del forraje verde y almacenar el alimento desde la cosecha para temporadas en qué el forraje verde no se encuentra disponible. 

Energía en el ensilaje y conversión a leche

ganado-alimentado-con-silo

Está demostrado que la alimentación con silo mejora la producción de vacas lecheras. Sin embargo, no todos los silos son iguales y existen varios factores a controlar para producir un silo de calidad, con buena digestibilidad y contenido de energía.

La madurez del material vegetal es uno de los factores principales que influyen en la digestibilidad del silo. Este factor tiene un efecto directo en el contenido de materia seca, la materia seca del silo se refiere a la cantidad de alimento que queda al evaporarse el agua. Mientras más rápido y eficiente sea este proceso, menor será la pérdida de materia seca.

Otro de los aspectos de importancia es el contenido de energía que contiene el silo. Cuanto más eficiente es la fermentación, más energía se conserva en él. Si se busca mejorar el arranque de la fermentación para tener un silo de mejor calidad, es recomendable el uso de inoculantes que pueden ayudar a tener un proceso de fermentación más controlado.

La importancia de cuidar el proceso de fermentación del silo reside en que, durante este proceso diferentes microorganismos degradan los nutrientes de la planta a moléculas más digeribles, esto se logra a través de una adecuada compactación y exclusión del oxígeno. Al momento de la producción de leche nos interesa que la mayoría de estos nutrientes se encuentren disponibles para su aprovechamiento, la eficiencia en la transformación de alimento a producto depende de la disponibilidad inmediata de nutrientes. Por ejemplo, si no hay suficientes carbohidratos disponibles, el nitrógeno que sería empleado para la síntesis de proteínas se elimina como urea a través de la orina resultando en una merma en el potencial productivo de la vaca. Por lo tanto, cuanto mejor se conserve la proteína vegetal, carbohidratos y nutrientes en el silo, más de estos nutrientes puede utilizar directamente el animal para la producción de leche.

De esta manera, al aumentar la ingesta de energía de vacas de alta producción con silo de alta digestibilidad y disponibilidad de nutrientes, el resultado es la mayor producción en cantidad y calidad de leche por día porque las vacas digieren este alimento de mejor manera y el aprovechamiento de energía por ración de alimento es más eficiente que con otro tipo de alimentación. 

Fuentes

  • Garcés M. A. M., Berrio R. L., Ruiz A. S., Serna de L, J. G. y Builes A. F.  Sin año. Ensilaje como fuente de alimentación para el ganado. Revista Lasallista de investigación Vol. 1 No. 1.
  • Holden L. A., Muller L. D., Lykos T. y Cassidy T. W. 1995. Effect of corn silage supplementation on intake and milk production in cows grazing grass pasture. Dairy Sci 7 Pp. 154-160
  • Cherney D. J. R., Cherney J. H., Chase L. E. y Cox W. J. 2004. Milk production in high producing dairy cows as influenced by corn silage quality. The Professional Animal Scientist 20 Pp. 302–311.
0 Comentarios

¿Cómo les va en La Comarca Lagunera?

Productores de forraje de La Comarca Lagunera comentaron sobre los híbridos de Unisem y los resultados que esperan obtener.

La Comarca Lagunera se localiza en la región centro-norte de México, comprendida por los estados de Coahuila y Durango. Posee llanuras y planicies con un clima seco, por lo cual la agricultura de la región puede verse golpeada por la limitación de los recursos hidráulicos. Sin embargo, destaca a nivel nacional por su producción lechera, siendo hogar de importantes marcas de lácteos, por lo cual el cultivo de maíz para silo es pieza angular en su actividad productiva.

Mejor alimento con Eros

En el Ejido San Ignacio, Durango, el productor José comentó: “Tengo seis años sembrando Unisem y los materiales que más me han gustado es el Hércules y Eros, por su tamaño de mazorca que es algo que gusta a los estableros, porque la vaca come mejor. Yo con Hércules he sacado 64 toneladas y media con tres auxilios”.

Eros en la Comarca Lagunera

“Este año apenas comencé a sembrar Unisem, Hércules y Eros. Va bien hasta ahorita, estamos esperando para ver el rendimiento”, señaló el señor José Armando de Granja León Guzmán, Durango.

Hércules en Coahuila

El productor Mario de Nuevo León, Coahuila, nos comentó: “Tengo desde el 2005 a la fecha sembrando Hércules de Unisem y he comprobado que es resistente al estrés por la falta de agua porque como estamos aquí en el ciclo del agua rodada del río, a veces tarda en darse el primer auxilio y me ha aguantado y dado buen rendimiento”.

Hércules, el mejor para ensilaje

“Se ve que va a tener para rendir, tiene mejor caña y esperamos tener buenos rendimientos”, comentó el productor Santiago del Ejido Batopilas.

Ares, calidad en silo

Alex Paul encargado del predio El Faro, mencionó: “Nosotros lo metimos porque lo miramos en pruebas en otros predios, ahorita en lo que estamos mirando, tuvo buena terminación, se ha comportado bien, no se nos ha estresado tanto, ya nada más falta mirar el resultado”.

Las Semillas Todo Terreno responden y rinden, aún en las condiciones de estrés que se presentan en los terrenos semiaridos de La Laguna. 

Si desea recibir esta y otras noticias de los híbridos Unisem, suscríbase.

0 Comentarios

La función del ensilaje de maíz

Perseo de Unisem en los Altos de Jalisco, 2009, productor Armando TellezPara producir leche, el ganado necesita energía o calorías. Si la vaca no recibe suficiente energía, la producción se merma. En animales de alto potencial, cada caloría adicional aumenta la producción. Para asegurar el abastecimiento energético, los alimentos deben ser ricos en calorías.

Una manera de aumentar la concentración de energía en la ración es incluir granos o concentrados. Pero esto pronto llega a límites fisiológicos y económicos, por lo que es importante tratar de aportar una mayor proporción de la energía total por medio de los forrajes.

Hablando de economía, comparemos los costos de ensilaje con el de los granos. Primero el costo del silo. Suponiendo rendimientos de 60 toneladas en fresco, con un contenido de materia seca (MS) de 30% (18 toneladas) y un costo de producción de $18,000 por hectárea, cada kilogramo de MS nos cuesta 1 peso. Incluyendo pérdidas de 20%, el costo sube a $1.25. Si este forraje contiene 1.45 megacalorías de energía neta de lactancia por kilogramo de materia seca (Mcal NEL/kg MS), el costo por megacaloría se calcula en 86 centavos.

Si compramos maíz molido, en contraste, éste nos cuesta alrededor de 3.20 pesos, con un contenido de 1.95 Mcal/kg MS. El costo por megacaloría es de 1.64 pesos, casi el doble del costo del ensilaje de maíz supuesto arriba. Generalmente, el costo del ensilaje se reduce con mayor rendimiento y se incrementa si los rendimientos son menores. Sin embargo, aún con rendimientos modestos, el ensilaje de maíz resulta ser un alimento más rentable que los granos y concentrados. En resumen, el forraje de maíz nos permite cubrir las necesidades energéticas y al mismo tiempo mejorar la rentabilidad del hato.

Ahora bien, hay grandes diferencias entre ensilajes y ensilajes, no todos son de la misma calidad, no todos tienen la misma concentración de energía. Lo que se busca es una alta proporción de grano o mazorca en el ensilaje, y variedades con fibra relativamente digestible. La selección del híbrido es sumamente importante. Al seleccionar un híbrido que produce buena calidad de forraje logramos un efecto triple:

  1. Proporcionamos más calorías con cada kg de forraje.
  2. La vaca come más kg por día, lo que mejora su abastecimiento con energía.
  3. La proporción de calorías aportadas por forraje en la ración aumenta, lo que reduce el costo promedio.
Es por ello que en un cultivo forrajero buscamos rendimiento de materia seca ó cantidad combinado con alto contenido de energía ó calidad. Así se logra mayor producción de leche por hectárea y también mayor producción de leche por cada kg de forraje cosechado.
11 Comentarios