fbpx

¿Cómo influye el cambio climático en el rendimiento y precio del maíz?

El maíz es el cultivo más extendido en el mundo. Su uso va desde la alimentación como aceite de cocina, alimentos industrializados, alimento para ganado y hasta la producción de combustible para automóviles. De ahí su importancia para la economía mundial.

Uno de los principales problemas globales es el cambio climático, que se define como la “Variación del clima por periodos largos, ya sea por condiciones naturales o como resultado de actividades humanas” según la SEMARNAT.

¿Cómo se relacionan estos dos temas?

En una investigación reciente realizada en la Universidad de Washington, se analiza el efecto que el cambio climático puede tener sobre los rendimientos del cultivo y su precio. El estudio utilizó proyecciones climáticas globales con modelos de crecimiento de maíz.

Los resultados muestran que con el aumento de la temperatura es más probable que diferentes países experimenten al mismo tiempo grandes pérdidas de cultivos, lo que tiene grandes implicaciones sobre los precios y la seguridad alimentaria.

Haciendo una proyección, con un incremento de 2 ℃ en la temperatura promedio global, que se proyecta alcanzar si no se logran disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, el riesgo de que las zonas productoras de maíz experimenten bajos rendimientos es de 7 %. En una proyección más alarmante, con un incremento de 4 ℃, que es el tanto en el que se ha incrementado la temperatura promedio en México, hay un 86 % de probabilidad de que los principales exportadores de maíz sufran simultáneamente una disminución en sus rendimientos.

En este escenario, las causas de la disminución en rendimientos pueden adjudicarse a:

  • Mayor demanda de agua por las plantas cultivadas a mayor temperatura.
  • El calor extremo afecta negativamente en etapas cruciales del desarrollo de la planta como floración y llenado del grano.
  • Disminución de tierras cultivables por desertificación.
  • Cambios en las estaciones del año, temporadas de calor prolongadas, lluvias escasas o intensas.
  • Proliferación de enfermedades y plagas.

A consecuencia de lo anterior, se espera que el cambio climático provoque una volatilidad sin precedentes en el precio del maíz, su disponibilidad y la capacidad del consumidor para adquirirlo, tanto en los mercados locales como a nivel internacional.

El panorama ideal sería que a través de esfuerzos globales se lograra detener el avance del cambio climático, y así poder evitar los efectos adversos que este conlleva en todos los aspectos. Sin embargo, ante la tendencia en aumento de la emisión de gases de efecto invernadero, se destaca la importancia de la inversión en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías agrícolas, como pueden ser cultivos con mayor rendimiento y tolerancia al calor, para garantizar la seguridad alimentaria en el futuro.

Fuentes

Tigchelaar M., Battisti D. S., Naylor R. L., y Ray D. K. 2018. Future warming increases probability of globally synchronized maize production shocks. National Academy of Sciences.

Warmer climate will dramatically increase the volatility of global corn crops

¿Cómo afecta el cambio climático a México?

Simulador de rendimientos mundiales

La mayor demanda de alimentos debido al crecimiento mundial de la población y los ingresos y el cambio climático en la agricultura significan que la producción agrícola tendrá que ser mucho mayor para alimentar el planeta. Un nuevo informe del Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI) estima el impacto de distintas innovaciones o tecnologías agrícolas sobre la productividad, los precios, el hambre y el comercio hacía el año 2050 e identifica las prácticas que podrían beneficiar más a las naciones en desarrollo como México.

phantomoutputlymH67YU5Por ejemplo, según el modelo del IFPRI y hablando de la producción total de maíz en temporal en México: Un mejor control de maleza podría aumentar la producción en estimado de 15%. Las técnologías de mayor impacto serían: Labranza de conservación (42%), tolerancia al calor (32%), mayor eficiencia en el uso de nigrógeno (28%).

Las tecnologías analizadas son las siguientes (como fueron definidas para efectos del modelo):

  • Protección de cultivos: La práctica del manejo y control de plagas, enfermedades y maleza
  • Riego por goteo: Aplicación de agua como pequeñas descargas cerca de cada planta o en la zona de raíces
  • Tolerancia a sequía: Variedades mejoradas que permiten mayores rendimientos debido a la mejora de las capacidades de absorción de humedad del suelo y la reducción de la vulnerabilidad a la falta de agua
  • Tolerancia al calor: Variedades mejoradas que permiten al cultivo mantener los rendimientos bajo temperaturas más altas
  • Manejo integrado de la fertilidad del suelo: Combinación de los fertilizantes químicos, los residuos de cultivos y estiércol o abono.
  • Eficiencia en el uso de nitrógeno: Variedades de plantas que respondan mejor a los fertilizantes nitrogenados
  • Cero labranza: Mínimo o ningún disturbio del suelo, a menudo en combinación con la retención de los residuos, la rotación de cultivos y el uso de cultivos de cobertura
  • Agricultura orgánica: Cultivo sin uso o uso mínimo de fertilizantes manufacturados, pesticidas, reguladores del crecimiento y organismos modificados genéticamente
  • Agricultura de precisión: Aplicación de insumos asistida por GPS, así como prácticas de manejo de baja tecnología que tienen por objeto controlar todos los parámetros de campo
  • Riego por aspersión: Sistema de irrigación que distribuye el agua bajo presión a través de una red de tuberías y boquillas de aspersión aéreas
  • Recolección de agua: Agua que se recolecta y canaliza hacía los cultivos por medio de bordos o contornos, en los sistemas macro o micro cuencas

El libro está disponible integralmente como PDF en este vínculo, pesa 6MB. Para mayor información, haga clic aquí.