fbpx

Ares tolerante al carbón de la espiga: INIFAP

Nos da gusto poder compartir con nuestros lectores los resultados de las evaluaciones que el INIFAP Hidalgo lleva a cabo anualmente en el Valle del Mezquital. La finalidad de estas pruebas es conocer la tolerancia de diveros híbridos al Carbón de la Espiga que abunda en el Valle y zonas aldeañas, para emitir una recomendación.

Resultados del INIFAP

El M.C. Juan Pablo Perez Camarilla, investigador responsable, reporta lo siguiente:

Resultados Hidalgo 2012

Como se puede ver de la tabla, los testigos (que no fueron de Unisem) tuvieron porcentajes de ataque de carbón de hasta más de 30%. Ares, en las mismas condiciones, solo sufrió un 3.6%, casi 10 veces menos. Los tres materiales AresPegaso y el precomercial Exp 0606 son clasificados tolerantes a la enfermedad. El INIFAP los «sugiere por su bajo porcentaje de carbón y buen rendimiento. 

Conclusion Hidalgo 2012

Manejo integrado del carbón de la espiga

Se recomienda para manejo de Carbón de la Espiga, Sporisorium reilianum (antes Sphaceloteca reiliana):

  1. Rotación de cultivos (sembrar otro cultivo que no sea maíz). Ojo: La rotación no elimina el inóculo que ya está en el suelo y que es extremadamene longevo.
  2. Evitar la contaminación mecánica por equipos, agua de riego, personas
  3. Aplicar fungicidas como Carboxin. Toda la semilla que vende Unisem viene tratada con Carboxin sin costo adicional para el productor.
  4. Tapar plantas afectadas con una bolsa de plástico, cortarlas y enterrarlas.
  5. Utilizar variedades tolerantes, como Ares.

Fuentes:

Carbón de la espiga en Valle del Mezquital: La solución es de todos

Carbón de la espigaEl carbón de la espiga en el Valle del Mezquital es un problema que por años ha afectado la producción de maíz para grano.

Es una enfermedad sistémica que afecta la mazorca y espiga del maíz, es causada por un hongo llamado Sporisorium reilianum. Se han reportado daños hasta de 30% al 50% de la producción. Los síntomas son deformación y crecimiento excesivo de la espiga y de la mazorca, con presencia de masa polvorienta donde se alojan las esporas del hongo. La esporas se diseminan por múltiples medios: agua de riego, lluvia, viento, prácticas de cultivo y manejo de maquinaria  y esquilmos de maíces enfermos.

Reducir el ataque y los daños por esta enfermedad depende de el esfuerzo de todos. El 4 de septiembre 2012, representantes de SAGARPA convocaron a otras instituciones, empresas del sector, organizaciones de agricultores para conjuntar esfuerzos en acciones que contraresten los daños por el ataque de esta enfermedad. Se ha conformado un Comité contra Carbón de la Espiga, donde el Comité de Sanidad Vegental y SAGARPA coordinan a otros participantes como INIFAP, AGI, empresas semilleras incluyendo Unisem, UPFIM, etc. y se ha comenzado a difundir información con estrategias para combatir el carbón de la espiga.

Los agricultores también son parte fundamental de la campaña contra el carbón de la espiga, ya que son los primeros interesados además la solución también esta en sus manos. Deben estar atentos a todas las indicaciones que se realicen por parte del comité y colaboradores.

Cabe mencionar que entre los híbridos de Unisem que se han evaluado en el Valle, Ares es él que ha presentado cierta tolerancia, con porcentajes de infección inferiores a la mitad del siete por ciento que el Comité considera el máximo para poder recomendar un híbrido. Estos resultados se obtuvieron con semilla sin tratamiento químico. Como toda nuestra semilla comercial cuenta con tratamiento, es de esperarse que bajo condiciones similares la infección será todavía menor. De acuerdo a información preliminar del Comité, Ares será incluido en la lista verde en la próxima edición del folleto oficial sobre el tema.

Recuerde: ¡La solución es de todos!