fbpx

Pulgón amarillo en sorgo

Daño por pulgon amarillo en cultivo de sorgo

Daño por pulgón amarillo en cultivo de sorgo

El pulgón amarillo (Melanaphis sacchari), es de reciente introducción en México. Se dice que tiene origen de África. Llegó a México en diciembre del 2013, procedente de Estados Unidos, primero al estado de Tamaulipas desde donde se ha diseminado a todo el país.

La falta de información y experiencia con esta plaga en cuanto a su manejo, ha ocasionado daños en los cultivos y mermas significativas de rendimiento, no solo en el pasado ciclo de otoño invierno en las costas, sino también en este ciclo primavera-verano 2015, en todas las regiones sorgueras de México.

pulgón amarillo1

Población de pulgón amarillo

El daño que ocasiona el pulgón amarillo específicamente al cultivo sorgo, es la desecación de la planta, en cuestión de algunos días. Desde el inicio de la colonización puede afectar económicamente la producción. En el Bajío, durante el mes de julio en tan solo 12 días, la población de pulgón amarillo alcanzó las 40 mil ninfas por planta.

Aplicación de imidacloprid con tractor de alto despeje en sorgo afectado por pulgon amarillo

Aplicación de imidacloprid con tractor de alto despeje en sorgo afectado por pulgón amarillo

Se requieren varias aplicaciones para controlar esta plaga, debido en parte a la rapidez de su reproducción, en parte a que la cobertura de las aplicaciones generalmente no es completa.

Agroquímicos más antiguos como clorpirifos, dimetoato o malatión han demostrado ser ineficaces en cuanto al número de organismos eliminados y el corto tiempo de control.

Los insecticidas recomendados para el control del pulgón amarillo en sorgo son:

Imidacloprid, en dosis de 300 ml/ha de producto comercial con 350 g de ingrediente activo por litro, nombre comercial Confidor y otros.

Sulfoxaflor, en dosis de 50 a 75 ml/ha de producto comercial con 240 g de ingrediente activo por litro, nombre comercial Toretto.

Flupyradifurone, en dosis de 300 ml/ha de producto comercial con 200 g de ingrediente activo por litro, nombre comercial Sivanto.

Los dos primeros insecticidas ya han sido validados por INIFAP, en tanto que el flupyradifurone es un insecticida muy prometedor ya que respeta ampliamente a la fauna benéfica, su efectividad de control es superior, además es recomendable cuando se ha creado resistencia de algunos insectos. Todos estos insecticidas no cuentan con registro fitosanitario para el cultivo de sorgo en México, sin embargo se han estado empleando por emergencia en todos el país e incluso recomendando por las autoridades.

De acuerdo a las recomendaciones del M.C. Victor Maya, investigador del Inifap, de Río Bravo, Tamaulipas, estos productos se deben aplicar por encima del cultivo y no por el envés con las boquillas de cono hueco, orientadas hacia adelante, y preferente usar aplicadores de motor. El agua empleada para la mezcla debe estar libre de carbonatos, con un pH de 6.0 y como parte de la mezcla usar preferente aceite vegetal para evitar la deriva de la aspersión. Así como emplear un volumen de agua de 300 litros por hectárea en aplicación terrestre.

Una alternativa es el control biológico mediante la liberación oportuna de Crisopa. Algunos agricultores nos reportaron buen control con éste método. Sin embargo, no contamos todavía con información suficiente para decir que si hay situaciones donde podemos reducir las aplicaciones de insecticidas a favor del control biológico y cuales serían estas condiciones.

Pulgón amarillo y larvas de mariquita

Pulgón amarillo y larvas de mariquita

Crisopa

Crisopa

Más información sobre los agroquímicos mencionados:
http://www.sivanto.bayer.com/doc/Technical-Information-SIVANTO.pdf
http://www.agrolahuerta.com.mx/intranet/mod/PLM/DEAQ/src/productos/8354_58.htm
https://www.cropscience.bayer.cl/soluciones/fichaproducto.asp?id=4
http://www.sanidaddelvalledelfuerte.org.mx/swa/trabajos_investigacion/12/file1_00.pdf

Comments

Carbón de la espiga en Valle del Mezquital: La solución es de todos

Carbón de la espigaEl carbón de la espiga en el Valle del Mezquital es un problema que por años ha afectado la producción de maíz para grano.

Es una enfermedad sistémica que afecta la mazorca y espiga del maíz, es causada por un hongo llamado Sporisorium reilianum. Se han reportado daños hasta de 30% al 50% de la producción. Los síntomas son deformación y crecimiento excesivo de la espiga y de la mazorca, con presencia de masa polvorienta donde se alojan las esporas del hongo. La esporas se diseminan por múltiples medios: agua de riego, lluvia, viento, prácticas de cultivo y manejo de maquinaria  y esquilmos de maíces enfermos.

Reducir el ataque y los daños por esta enfermedad depende de el esfuerzo de todos. El 4 de septiembre 2012, representantes de SAGARPA convocaron a otras instituciones, empresas del sector, organizaciones de agricultores para conjuntar esfuerzos en acciones que contraresten los daños por el ataque de esta enfermedad. Se ha conformado un Comité contra Carbón de la Espiga, donde el Comité de Sanidad Vegental y SAGARPA coordinan a otros participantes como INIFAP, AGI, empresas semilleras incluyendo Unisem, UPFIM, etc. y se ha comenzado a difundir información con estrategias para combatir el carbón de la espiga.

Los agricultores también son parte fundamental de la campaña contra el carbón de la espiga, ya que son los primeros interesados además la solución también esta en sus manos. Deben estar atentos a todas las indicaciones que se realicen por parte del comité y colaboradores.

Cabe mencionar que entre los híbridos de Unisem que se han evaluado en el Valle, Ares es él que ha presentado cierta tolerancia, con porcentajes de infección inferiores a la mitad del siete por ciento que el Comité considera el máximo para poder recomendar un híbrido. Estos resultados se obtuvieron con semilla sin tratamiento químico. Como toda nuestra semilla comercial cuenta con tratamiento, es de esperarse que bajo condiciones similares la infección será todavía menor. De acuerdo a información preliminar del Comité, Ares será incluido en la lista verde en la próxima edición del folleto oficial sobre el tema.

Recuerde: ¡La solución es de todos!

Comments

¿Cómo controlar las malezas para obtener mejores rendimientos?

101_3154

Las malezas en los cultivos de maíz y sorgo pueden causar daños hasta del 100%. Para poder controlar las malezas es necesario conocer un poco de la biología y ecología de estas plantas; hacerlo nos permitirá idear una estrategia de control.

Cada especie tiene formas de proliferación definidas y condiciones que le favorecen, por lo que debemos estar observando qué malezas hay en nuestros campos. Debemos darnos cuenta de cuanto daño ocasionan las malezas, como van cambiando a través de los años en nuestra parcela, conocer y tener presente los periodos críticos de competencia con el cultivo.

Las semillas de las malezas pueden sobrevivir en el suelo durante muchos años, según especie, formando un «banco de semillas». Es importante controlar las malezas no solo por el daño inmediato que causan al cultivo en el año actual, sino también para evitar que se reproduzcan y así abatir el banco de semillas de maleza en el suelo.

El control químico es solo un componente del manejo integrado: Prácticas de labranza, rotación de cultivos, control mecánico, control cultural juegan un papel también.

100_2074Algunas recomendaciones prácticas son: Mantener el cultivo de maíz libre de maleza durante las primeras ocho semanas o hasta que cierre surco. Con esto se logra que el daño por maleza no exceda del 5% del rendimiento potencial del cultivo.

También es muy importante mejorar la técnica para la aplicación de agroquímicos, desde los equipos y accesorios de aplicación, productos agroquímicos utilizados y aprovechamiento de condiciones favorables para las aplicaciones de campo.

Hoy en día hay mucho avance en tecnología de aplicación, uno de los elementos más interesantes son las boquillas, las cuales han sido diseñadas para dar una alta eficiencia a los herbicidas, otra herramienta tecnológica muy avanzada son los grupos químicos de herbicidas, que prácticamente nos permiten recuperar todo el potencial de los genotipos de maíz y sorgo. La clave es usarlos correctamente.

Estos son algunos puntos sobresalientes de la ponencia «Manejo Integrado de las Malezas en Maíz y Sorgo» impartida por el Dr. Enrique Rosales, INIFAP, en el marco de una serie de cinco pláticas ofrecidas por Intagri. Gracias a la cooperación entre Intagri y Unisem, nuestros clientes, amigos y lectores disfrutaron de 20% de descuento en este curso, celebrado en 30 de Enero 2013 en línea.

Para conocer el programa completo, accede a: https://semillastodoterreno.com/2013/01/20-en-cursos-sobre-maiz-y-sorgo/

Comments