fbpx

Tratamiento con fungicidas de la semilla Unisem

¿Por qué se trata la semilla con fungicidas? ¿Qué protección brinda el tratamiento de semilla que viene de fábrica? Estas y otras preguntas las contesta el Ing. Rubén Cruz García de Internacional Química de Cobre en la siguiente entrevista.

Entrevista

IQC: Cuando una semilla se siembra tratada, lleva una garantía de que va a germinar y que va a establecerse el cultivo.

Unisem: ¿Entonces esto es parte del tratamiento que el agricultor ya encuentra sobre la semilla cuando la compra?

IQC: Así es. La empresa Internacional Quimica de Cobre ha hecho investigaciones dentro del mercado de tratamiento de semilla encontrando los principales ingredientes activos para las semillas y controlar las enfermedades que atacan principalmente aquí en México.

Unisem: ¿Qué es lo que promueven ustedes o venden ustedes?

IQC: Nosotros estamos recomendando el producto Carbocaptán que es a base de dos fungicidas, uno sistémico y otro de contacto. El sistémico es el Carboxin, específico para carbones en el maíz y el Captán para el control de hongos de almacen y también para hongos del suelo. El Carboxin nos va a controlar lo que es carbones como sphacelotheca reiliana o carbón de la espiga y huitlacoche, carbón común, también, en maíz. El Captán nos va a proteger principalmente contra lo que es damping off, rhizoctonia, pythium, etc. que se encuentran en el suelo y que afectan los primeros días de nacencia de las semillas.

Unisem: El Carboxin, me dijiste que es sistémico. ¿Para qué ayuda esto?

IQC: Los fungicidas sistémicos tienen la capacidad de funcionar al momento de que la planta germina, sus primeras raíces empiezan a absorber las partículas que van adheridas en la semilla y empiezan a traslocarse sobre el primer tallo la primer hoja que echa el cultivo y brindándole una protección contra carbones o enfermedades que pueden afectarle en el establecimiento del cultivo. Esto quiere decir que es una especie de vacuna para la semilla. Otra cuestión de los tratamientos de semilla, Unisem está utilizando ya el colorante vegetal que es un colorante muy bueno, con muy buena tinción y que da protección tanto al que aplica el tratamiento en las plantas de beneficio como para la misma semilla, dado que es inócuo, de grado alimenticio el colorante y da muy buena presentación. Unisem ha sido de los precursores en utilizar este tipo de colorante en sus semillas.

Gracias al Ing. Rubén Cruz por la entrevista que se llevó a cabo en el día de campo del Distrito de Riego de Irapuato, Guanajuato, el 10 de octubre de 2014.

 

2 Comentarios

Ares tolerante al carbón de la espiga: INIFAP

Nos da gusto poder compartir con nuestros lectores los resultados de las evaluaciones que el INIFAP Hidalgo lleva a cabo anualmente en el Valle del Mezquital. La finalidad de estas pruebas es conocer la tolerancia de diveros híbridos al Carbón de la Espiga que abunda en el Valle y zonas aldeañas, para emitir una recomendación.

Resultados del INIFAP

El M.C. Juan Pablo Perez Camarilla, investigador responsable, reporta lo siguiente:

Resultados Hidalgo 2012

Como se puede ver de la tabla, los testigos (que no fueron de Unisem) tuvieron porcentajes de ataque de carbón de hasta más de 30%. Ares, en las mismas condiciones, solo sufrió un 3.6%, casi 10 veces menos. Los tres materiales AresPegaso y el precomercial Exp 0606 son clasificados tolerantes a la enfermedad. El INIFAP los «sugiere por su bajo porcentaje de carbón y buen rendimiento. 

Conclusion Hidalgo 2012

Manejo integrado del carbón de la espiga

Se recomienda para manejo de Carbón de la Espiga, Sporisorium reilianum (antes Sphaceloteca reiliana):

  1. Rotación de cultivos (sembrar otro cultivo que no sea maíz). Ojo: La rotación no elimina el inóculo que ya está en el suelo y que es extremadamene longevo.
  2. Evitar la contaminación mecánica por equipos, agua de riego, personas
  3. Aplicar fungicidas como Carboxin. Toda la semilla que vende Unisem viene tratada con Carboxin sin costo adicional para el productor.
  4. Tapar plantas afectadas con una bolsa de plástico, cortarlas y enterrarlas.
  5. Utilizar variedades tolerantes, como Ares.

Fuentes:

2 Comentarios