fbpx

Relativa tolerancia a deficiencia de fierro

Urge una aplicación de sulfato ferroso en esta parcela en Santa Rosa (Plan de Ayala), León, Guanajuato, y también es notorio que se fue un poco de la mano el gusano cogollero, pero fuera de ello, se aprecia muy bien cómo las «Semillas Todo Terreno» (a la derecha, en este caso el híbrido de maíz blanco Pegaso) resisten mucho mejor la deficiencia que «los de enfrente» a la izquierda.

Pegaso de Unisem (derecha) resiste mejor las deficiencias de fierro en este terreno que un maíz de otra marca (izquierda). Haga clic en la foto para agrandarla.

La deficiencia de fierro inicia por un amarillamiento de las hojas más jovenes. Si no se controla, las venas de las hojas palidecen, causando un padrón característico de rayas longitudinales verdes y amarillas en las hojas. Desde la distancia se aprecian manchones amarillentos irregulares dentro de los campos, ya que rara vez un campo está afectado homogéneamente en toda su extensión.

Acercamiento a una hoja que muestra una deficiencia de fierro. Haga clic en la foto para ampliarla.

Las deficiencias de fierro suelen estar asociadas con un pH del suelo alto (suelos alcalinos), carbonato de calcio libre y materia orgánica baja. También es común en partes del terreno que perdieron la capa superior del suelo, ya sea por erosión o nivelación. Sorgo y maíz son dos de los cultivos más susceptibles a la deficiencia de fierro, mientras que trigo y alfalfa son de los más tolerantes.

Comentarios desactivados en Relativa tolerancia a deficiencia de fierro

Implicaciones del riego por goteo para la fertilización, caso práctico

Hace unos días publicamos en este espacio un artículo sobre la instalación y aplicación de riego por goteo por el Ing. Salvador González en el Rancho Santa María, Valle de Santiago, Guanajuato, México. (https://semillastodoterreno.com/?p=3828) Veamos ahora las implicaciones que tiene esta modernización para la fertilización.

Riego rodado, siembra a tierra venida

La fertilización utilizada por el Ing. González en el maíz sembrado a tierra venida hasta la fecha (de la redacción de este artículo a inicios de julio) consiste de 390 kg/ha de la mezcla física 20-15-08 aplicada con la sembradora durante la siembra, más un par de sobre-abonos, el primero con 125 kg/ha de la mezcla de sulfato de amonio más urea en partes iguales y 60 kg de UAN32 (nitrato de amonio al 32%). En la suma de estas aplicaciones, se proveyeron 125 unidades de nitrógeno, 58 unidades de fósforo y 31 unidades de potasio por hectárea. Adicionalmente se han aplicado 4 l de Fe-Mg y 20 l/ha de Guanofol para corregir deficiencias. Está contemplado que aún se aplique más fertilizante debido al color amarillento que presenta el cultivo.

Riego por goteo

Riego por goteo

Las tablas o parcelas con riego por goteo se sembraron sin aplicar fertilizante alguno durante la siembra. Todo el fertilizante se aplicó mediante el sistema de riego.

Hasta la etapa de floración o espigamiento del maíz se han aplicado 250 kg/ha  de la mezcla urea y sulfato de amonio en una relación 4 a 1, más 30 kg/ha de UAN32, 60 kg/ha de NKS (12N-0P-46K-1.2S), 5 kg/ha de KTS (0N-0P-25K-17S) y 1 l/ha de ácido fosfórico (0-52-0), para una aportación total de 119 unidades de nitrógeno, 1 unidad de fósforo, 29 unidades de potasio y 1.5 unidades de azufre por hectárea.

Además se aplicaron 20 l/ha de Guanofol, como en el caso del riego rodado, así como, ya únicamente en riego por goteo, 150 l/ha de lombricomposta en su presentación de “té”, con la finalidad a coadyuvar en la disponibilidad de nutrientes y mejorar el aprovechamiento de las fuentes aplicadas. Este fertilizante es de manufactura propia y sumamente barato.

Resulta entonces que el riego por goteo permite reducir un poco la fertilización y abatir los costos de aplicación del mismo, al mismo tiempo que se conserva o incluso mejora  la nutrición del cultivo como se puede apreciar comparando las dos fotos.

En la próxima edición hablaremos del control de plagas en los dos sistemas de riego, rodado por gravedad y por goteo. Las opiniones expresadas en este artículo son las del productor, no necesariamente de Unisem y no constituyen una recomendación de parte de dicha empresa.

18 Comentarios